XI

Karma y dolor para el amor.
Entonces, en un cielo estrepitosamente negroso y catastróficamente nuboso comenzaron a llover las lágrimas que me he guardado hasta el día de hoy; y los valles de mi imaginación se rebasaron en dolor, en pena, en agonía, en sufrimiento.
Tú no te das cuenta de lo que provocas en otros. Tu mano que todo consuela puede llegar a ahorcar el cuello de la agonía y provocar falsos latidos de vida ¡Me matas! Me matas con cada día que transcurre, con cada segundo sin verte. Para eso escribo. Escribo porque siento que con cada texto me acerco a cinco centímetros de tu corazón, lo rozo, lo miro y me vuelvo a alejar hasta volver a escribir y volver a acercar a ti. En PISAGUA murió la flor que me dio la vida. En PISAGUA nació el olvido, sembró la pena y cosechó la muerte. Y si en este día he de morir… (Un “balazo” suena fuerte en la sala. Mientras el cuerpo del hombre va cayendo en cámara lenta, su rostro desconcertado observa su mano empuñando el arma. Su mano lo ha traicionado)
EL TELÓN SE CIERRA. NADIE APLAUDE, NADIE LANZA ROSAS ROJAS, NADIE HABLA, NADIE RESPIRA. ~FIN

#lacolademierda
#EmiliaQueer

Anuncios

Desierto

Se quedó en desierto la pequeña ilusión de Hilaria -aquel hombre, el que le prometió amor, la dejó en desierto. Seca, desilusionada, abandonada, sin fe en el amor-
Busca tu norte -le decían- “El norte que todos me hablaban sonaba como el sueño americano. El norte al que yo fui, fue el desierto de Atacama, estaba lleno-seco, árido, lleno de polvo, gris, hediondo a salitre, cubierto por batallas, rico en historias, rico en ambiciones, hombres morenos ‘cholos’, calor, abundante calor”
Sigue riendo como lo has hecho hasta ahora, cocodrilo. Que yo seguiré buscando en esta tierra infértil alguna semilla convertida en fósil. Ríe ahora, cocodrilo

Universo

Ese Universo etéreo que descubro en tus ojos al mirarme

—————————————————————————————-

A lo lejos… millones de pájaros nos recordó que aún era primavera, los rayos del sol, la gente caminando por la Alameda, el viento fresco de la cordillera y mis manos mojadas -¡Otra vez te sudan las manos!- dices -¡Otra vez me quedo callado!- pienso.

Existe un cierre que no desabrocha mi ropa, sino mi ser -¿Lo encontraré?- Me dices -¿No te diste cuenta?- respondo con una pregunta. Estoy confundido.

—————————————————————————————

Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. _____. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. _____. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Sabes que un día de estos me encontrarás durmiendo en tu cama… porque sabes que estoy para ti. Una vez y otra vez y otra vez y otra vez y otra vez y otra bez y hotra vez yotra ves y otra wes y otra ves y otra ves. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. _____. Te odio. Te odio. Te odio. Te  odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. Te odio. _____.

Un disparo en la sien marca el fin de la escena y del capítulo. Un líquido Negroso fluye desde su cerebro por el agujero que dejó la bala -No es sangre- son textos hermosos jamás escritos para su ser amado.

Soy

Soy la puerta de entrada a un mundo no sentido.
Soy un farol de vida encendida en el brillo opaco de los falsos sabios.
Soy el vómito que le hace recordar a esta sociedad que está enferma.
Soy el rincón romántico de algún poeta extinto.
Soy el patético intento de artista.
Soy un corazón roído por tu desamor y devorado por el pasado.
Soy una flor que debería haber nacido ladrillo.
Soy, a veces, bien a veces, muy poquitas veces, persona.
Soy lo que nunca quise ser y quise ser lo que aún no intento ser.
Soy una boca, un puño, unas letras, un corazón, que intenta llegar a otros.

Mis Ojos.

En un ingles precario intento decir:

Mis ojos: Dos perlas de madera enraizada

las que cuentan una fábula encriptada de

guerras no ganadas, un desierto árido

apenas visto, la procesión hacia la zona cero

y el doloroso misterio de vivir en el limbo.

                            -Emilia Queer-

Kara-Sane

Matando la agonía y queriendo nada-r hacía la superficie del mar, mis pulmones van a reventar y mi corazón va a dejar de latir, pero no por falta de aire… A centímetros de la linea divisoria mi mente piensa: “¿Por qué si respiro aire estoy sumergido en estas aguas?” (Por lo menos sé que Kara-Sane se suicidó a los 28 años y yo en el 2015 cumplo 24… aún me quedan 4 años de gracia ¡GRACIAS!) No es que me quiera comparar con ella ¡Por supuesto que no! Pero las burbujas que rodean mi rostro -las cuales me dicen que estamos a milímetros del aire- aparte de acariciar-me y tratar de decir-me: “¡Pobrecito! Nosotras estamos llenas de aire y a ti lo que más te hace falta en este momento de desesperación es AIRE” Me hacen desear: Revolcarme entre las burbujas y buscar un final, salir a la superficie y convertirme -aunque soy pequeño- en parte de esa inmensidad. Espacio lleno que todo lo cubre ¡Los pulmones se aprietan! ¡Los pulmones se aprietan!

SANE dice:

Estoy cansada e insatisfecha por todo

Soy un fracaso absoluto como persona

soy culpable, se me castiga

solía llorar pero ahora estoy más allá de las lágrimas

he perdido el interés en los demás

no consigo tomar decisiones

no consigo comer

no consigo dormir

no consigo pensar

no puedo superar mi soledad, mi miedo, mi disgusto

estoy gorda

no consigo escribir

no consigo amar

me pregunto ¿Por qué todos sonríen y me miran con secreto conocimiento de mi dolorosa vergüenza?

Admito mi inferioridad y deseo ser parte de tu grandeza. Kara-Sane eres la mejor ❤

¡Corazón, bancáme en ésta!

Y caigo al suelo como un niño chico, lanzando a su vez millones de berrinches ¡Es que no puedo creer cómo no fuiste capaz de esperarme! ¿Acaso ellos no creían en nosotros? ¿Acaso tú no creías en nosotros? ¡¿Acaso yo no creía en el “nosotros”?! ¡Dejá de hacerte el boludo con el “nosotros”! ¡Corazón, Bancáme en ésta! (No me resulta fácil hacerme la argentina ¿Será porque soy una chilena promedio?)

HILARIA: Dije: “¿A cuantas flores más tengo que arrancarle los pétalos?” Dijiste: “Yo convertí en desierto, un campo de flores blancas ¿Qué más quieres Hilaria?” Dije: “¿Qué más quiero? Paseábamos por las calles de Santiago convirtiendo las casas del centro en nuestras ¿Te acuerdas cuando dijimos que viviríamos en el ex-congreso? Esa noche casi provoco que te mojaras en una pileta ¡Ríe ahora cocodrilo! ¡Llora ahora cocodrilo! Quiero cantar a viva voz “Que vuelvan los días felices” Estuve rondando todas las esquinas gritando tu nombre 5 horas, 5 minutos por 5 días ¡Te fui a buscar hasta Nueva York! ¡Tuve que aprender ingles, para entrar a Nueva York. Me miraste y no me quisiste reconocer! Supongo que debe ser placentero comer helado en un lugar tan desértico… ¿Tú estás bien allá? Yo estoy bien… se está bien en la comodidad de mi hogar, digo… ¡Por lo menos se está bien… se está tranquilo… se está! A veces el amor no es suficiente y las calles se vuelven largas, las palabras sobran y los sentimientos flotan. Estoy confundida en un mundo tan banal ¿Existe respuesta a esto cariño? ¡Sé que te gustan las mujeres locas! ¿Salgamos a drogarnos? Quiero que me vuelvas a besar como aquella noche de lluvia bajo el techo de tu casa en el cobijo de tus sábanas con el calor de nuestros cuerpos ¿Te acuerdas de ese día de lluvia? Me dijiste que corriéramos la cama, porque existía una gotera en tu pieza. Aún mantengo ese recuerdo en mi piel, al parecer ese recuerdo se rehúsa a salir. Te gusta la primavera, pero ardes de placer vivir los inviernos más lluviosos conmigo ¡Dime todas esas cosas que quieres que te haga! Te extrañaré, como te he extrañado y lo seguiré haciendo todos los días de lluvia ¿Tu crees que me cuesta fingir? Soy una perra fría, no me cuesta fingir… sólo que con tu recuerdo no me la puedo. 

A veces es bueno rondar el cementerio. Deje flores para ti, para mí, para nosotros, para lo que no fue ¡Porque no fue! Y tendré que enterrar ese pensamiento… Flores, flores y flores.

1295988363_articles_105991_imagen_0

 

El ahogo de un corazón desesperado que ya no sabe amar ¡Que ya no sabe amar! ¿Cuándo deje que todo esto le pasará a mi vida? ¿Por qué el cuento de hadas de las princesas Disney no se cumplió conmigo? Tantas preguntas ¡Tantas preguntas!

Estoy solo porque le tengo miedo a la soledad y me estoy poniendo a prueba -la solución no es llenarse de gente a primeras- cuando termine el caos y llegue la calma será todo claro… Para mí… Para mi alma